Las ventajas de vivir en comunidad son muchas, pero está claro que el hecho de poder compartir gastos y tareas entre todos los propietarios es una de ellas. Si vas a comenzar a formar parte de una comunidad, ten en cuenta que es mejor que esta cuente con un experto administrador de fincas en Parla para que todo sea más fácil y transparente.

A la hora de calcular los gastos de la comunidad habrá que tener en cuenta cuáles son los gastos que esa comunidad y sus propietarios han decidido compartir y cuáles son obligatoriamente compartidos entre todos los propietarios o arrendatarios. Como administrador de fincas en Parla te podemos contar algunos de los gastos más típicos que las personas que viven en una comunidad de vecinos acaban compartiendo.

En primer lugar, estarían los gastos generales, que son aquellos que llevan cargo en los presupuestos de la comunidad. Serían los gastos que son necesarios para que el inmueble pueda mantenerse y que son comunes e imposibles de dividir por personas. Son los gastos de conservación y de reparación como pueden ser el mantenimiento del ascensor, la limpieza de las zonas comunes o los seguros. Por otro lado, el segundo tipo de gastos serán los gastos extraordinarios que son aquellos gastos no periódicos cuyo importe se sale de lo presupuestado. Serían los gastos de una obra que puede ser, por ejemplo, la instalación de un ascensor. Estos se tendrán que discutir en junta y ser sufragados por todos los vecinos. 

Para tener más claros estos conceptos y facilitar el día a día de la comunidad cuenta con expertos en administración de fincas como nosotros, en Ecofincas Parla.